Header Ad

Categories

Most Viewed

Dejar el mundo atrás visualiza un apocalipsis desde la tecnología

Con una trama que mantiene al espectador en vilo, Dejar el mundo atrás es un thriller que se desarrolla en un escenario apocalíptico, lleno de suspenso, provocado desde la trascendencia de la tecnología en la actualidad que se estrena este fin de semana en Netflix.

Basada en la novela homónima del escritor estadounidense Rumaan Alam, la nueva cinta dirigida y escrita por Sam Esmail plantea la historia de los Sandford, una familia blanca de clase media encabezada por Amanda y Clay (Julia Roberts e Ethan Hawke), quienes se dirigen junto a sus hijos Rose y Archie (Farrah Mackenzie y Charlie Evans) a una lujosa casa rentada para vacacionar, alejándose de Nueva Jersey por algunos días.

Estando allí, cuando llega la noche, GH Scott y su hija Ruth (Mahershala Ali y Myha’la Herrold), de raza negra y adinerados, tocan a la puerta, interrumpiendo la tranquilidad de los Sandford. Piden entrar a la que dicen es su casa, proponiéndoles a sus inquilinos reembolsar mil dólares de la suma total de la renta ¿Por qué quieren entrar? Hay un apagón en todo el rumbo, lo que les imposibilita llegar a su hogar después de haber ido a la ópera.

La luz no funciona, la red wi-fi se interrumpe, los teléfonos no tienen señal y las pantallas de los televisores muestran un mensaje de advertencia por parte del gobierno. Lo que está sucediendo es un misterio que provoca en los personajes miedo, angustia, desesperación, misma que se contagia en el espectador hasta colmar su paciencia mientras los aviones caen, los barcos pierden el rumbo estrellándose en la arena de las playas y un zumbido ensordecedor aparece repentinamente por todas partes.

Con la dependencia a la tecnología y un fin apocalíptico que se aproxima, como eje principal, Dejar el mundo atrás va hacia otros lugares como las emociones humanas, el amor por la familia, el deseo de protegerse o la desolación provocada por el aislamiento; asimismo critica elementos de la sociedad como el racismo y el clasismo, que los personajes deben olvidar cuando las esperanzas de mantenerse a salvo dependen de la unión.

Barack y Michelle Obama, fungen como productores ejecutivos de este proyecto, para el que el director Sam Esmail llega con la experiencia de haber realizado la serie Mr Robot, que transita en el género del thriller y el universo de la tecnología y los ciberataques. De hecho, algunos fans de la serie podrán encontrar un easter egg en un momento determinado de la película, mismo que el director confirmó en una entrevista con la revista Entertainment Weekly.