Header Ad

Categories

Most Viewed

Renee Goust denuncia la violencia de género en nueva canción

Renee Goust considera que la música es un lenguaje que ayuda a las personas a conectar, por lo que desde sus inicios en 2017 la ha utilizado para visibilizar los temas de género, y brindar un acompañamiento a quienes han pasado por situaciones dolorosas.

“Siento que cuando publico una canción ya no nada más es mía, sino de quien la escucha y la hace suya, de quien la va a ocupar”, cuenta en entrevista exclusiva con El Sol de México, la cantautora, quien da la vuelta al sonido regional que pondera un discurso violento y machista.

“En lo colectivo hay mucha sanación en estas frases de ‘te creo’, ‘no estás sola, también he pasado por eso’, ‘gracias por ponerlo en palabras’. Fue como aceptar y nombrar”, agregó la artista, quien previamente ha lanzado sencillos como La cumbia feminazi y Querida muerte (No nos maten).

Con esto en mente presenta la canción Que se cuide ese muchacho, donde habla acerca del abuso sexual que vivió hace 15 años, por parte de un hombre con poder en la industria musical de nombre Jorge.

Este tema fue escrito hace tres años, y pasó por una serie de modificaciones en cuanto al ritmo y al formato. Uno de sus objetivos era tener una letra que fuera poderosa, y plasmara el desarrollo del proceso que vivió.

“Ahorita me interesa hablar de esto porque estamos en noviembre, que es el mes de la eliminación de la violencia contra las mujeres y niñas, pero en esta etapa de mi vida tiene que ver con el proceso de sanación que conllevó para mí sobreponerme a esta situación y dejar de verme como víctima”, cuenta al respecto.

“No quiero que mi historia la cuente a lo mejor una amiga que se enteró por ahí, o que la cuente él mismo (su agresor). Usé el nombre de alguien, pero han sido varias las experiencias desafortunadamente en ese sentido”.

La cantautora, cuyo trabajo ha estado enfocado en abordar temas de género, lamentó que la violencia sexual “esté tan normalizada”, pues aunque las estadísticas apuntan que sólo en 60 por ciento de las mujeres en México la ha sufrido, ella considera que esa cifra es mucho mayor.