Menú

Más visto

Bustamante ignora advertencias y triunfa con “La Llorona”

El cineasta Jayro Bustamante quedó convencido de que debía hacer “La Llorona” cuando comenzó a recibir mensajes de personas “bien intencionadas” expresando su oposición al proyecto porque no mostraba a la sociedad guatemalteca bajo una luz favorable.

Había presentado la idea en 2017 en el Festival de Cine de San Sebastián, donde sus dos películas previas — “Ixcanul” (2015) y “Temblores” (2019) — fueron galardonadas, y las llamadas no se hicieron esperar.

“Recibimos bastantes mensajes anónimos al inicio que nos aconsejaban no hacer la película”, dijo Bustamante a The Associated Press en una entrevista reciente desde la capital guatemalteca. “También mensajes no anónimos de la sociedad conservadora de Guatemala que trataba de manipularnos diciendo, ‘¡Así nunca vamos a llegar al Oscar!’ Y yo les decía, ‘el Oscar no es el objetivo; la historia primero’… Y cuando empezamos el rodaje tuvimos un intento de bloqueo por la exministra de Relaciones Internacionales que quiso parar la filmación”.

El domingo, “La Llorona” competirá por el Globo de Oro a la mejor cinta en lengua extranjera. No sólo es la primera producción de Guatemala que aspira a este premio, sino de toda Centroamérica. También está un paso más cerca de los Oscar, pues quedó entre las precandidatas en la categoría de mejor largometraje internacional (el 15 de marzo se sabrá si es nominada).

Protagonizada por María Mercedes Coroy (una actriz maya kaqchikel de cabello extralargo y mirada magnética que también estelarizó “Ixcanul”), “La Llorona” de Bustamante reimagina el relato folclórico sobre un alma en pena en busca de sus hijos como una metáfora de la guerra civil de Guatemala, y descubre sus heridas políticas sin sanar responsabilizando a un general retirado del genocidio de miles de mayas.